SISTEMAS ANTIHURTO PARA COMERCIOS

En este artículo te vamos a aclarar y explicar las dudas que te pueden surgir cuando tengas la necesidad de escoger un sistema de detección antihurto, en concreto los arcos antihurto.

¿QUÉ TECNOLOGÍAS EXISTEN?

Antes de profundizar en los distintos tipos de tecnologías existentes, empezaremos por explicar brevemente que se esconde detrás de la tecnología empleada.

La protección de los productos se produce porque creamos un campo de ondas entre una antena emisora y otra receptora; dentro de este campo, si introducimos una etiqueta o alarma antihurto, se producirá una variación de este campo que será detectada por las antenas, tras lo cual se producirá un aviso, que puede ser acústico, visual o una combinación de ambos.

En función de la tecnología empleada, podemos hablar de los siguientes sistemas:

Sistemas de Radiofrecuencia (RF)

Sistemas Acustomagnétios (AM)

Sistemas Electromagnéticos (EM)

Sistemas de RFID

Independientemente del sistema utilizado, siempre vamos a contar con los siguientes elementos:

Un sistema formado por una mono antena o un par de antenas (una emisora y otra receptora), que idealmente estarán colocadas a la salida del comercio. En el caso de que alguien pase con una etiqueta o alarma antihurto por esta zona, se producirá una señal, que normalmente será tanto sonora como visual.

Varios tipos de alarmas antihurto, que puedes encontrar tanto en forma de etiquetas flexibles como de piezas rígidas. Estas son las encargadas de generar la alteración en el campo de ondas generado entre los arcos.

Un desprendedor de alarmas o un desactivador de etiquetas, dependiendo de cada caso. En el primer caso, desprenderemos la alarma del producto o prenda y podrá volver a ser utilizada; en el segundo caso, la alarma se desactiva y permanecerá en el producto o prenda (no se puede reutilizar).

SISTEMAS ANTIHURTO DE RADIOFRECUENCIA

Este sistema se basa en la utilización de dos antenas, una emisora y otra receptora, que generan un campo electromagnético estable de 8,2 Mhz; en el momento que una etiqueta o alarma activa entra en este campo, se produce una fluctuación del mismo, que es detectada por un circuito integrado en las antenas, tras lo cual se producirá un aviso, normalmente sonoro y visual.

SISTEMAS ANTIHURTO ACUSTOMAGNÉTIOS

En este caso una o más antenas generan un campo magnético estable de 58 Khz, que se ve alterado si introducimos una alarma activada. Al igual que en el caso de la radiofrecuencia, esta variación será detectada y se producirá el aviso.

SISTEMAS ANTIHURTO ELECTROMAGNÉTICOS

En este tipo de sistemas se genera un campo estable a 500 Mhz, y está especialmente diseñado para utilizarlo con productos con un alto porcentaje metálico.

SISTEMAS ANTIHURTO RFID

En estos momentos este sistema es el más moderno y potente que podemos encontrar y su funcionamiento es distinto a los anteriores. Las etiquetas RFID incluyen un chip que, al entrar en el campo generado por la antena, reciben una pequeña alimentación, de modo que empiezan a transmitir un número de serie que identifica a la etiqueta.

Este tipo de etiquetas son tanto de lectura como de escritura.

Este sistema, junto con el software adecuado, permiten un control preciso de todo lo que sucede dentro del campo generado por las antenas.

TIPOS DE ALARMAS

Existen una infinidad de tipos distintos de alarmas, cada una de las cuales recomendada según el tipo de producto a proteger; sin embargo podemos hacer dos grandes agrupaciones:

ETIQUETAS FLEXIBLES

Este tipo de etiquetas se adhieren al producto y no pueden ser removidas y reutilizadas, de modo que hay que desactivarlas antes de salir del establecimiento.

El proceso de desactivación consiste en pasar la etiqueta por un desactivador que producirá un pico de tensión, quemando la bobina interna de al etiqueta y dejándola inutilizada.

Es importante comprobar que se ha realizado correctamente la desactivación, ya que de otro modo, la etiqueta seguirá funcionando y podrá hacer saltar la alarma en tu negocio o cualquier otro que disponga de este sistema de detección.

ALARMAS RÍGIDAS

En el caso de las alarmas rígidas, estas siempre permanecen activas, de modo que hay que desprenderlas del producto y puedes volver a utilizarse.

En función del tamaño de la alarma, ésta puede ser más o menos potente, siendo posible detectarlas a mayor o menor distancia de las antenas.

DISTANCIAS DE DETECCIÓN

En función del tipo de alarma utilizada, de forma genérica y siempre en condiciones óptimas, podemos establecer una tabla de distancias de detección:

Etiquetas Flexibles. Este tipo de alarmas antihurto serán detectadas a una distancia máxima de 90 cm.

Alarmas Rígidas Pequeñas. Este tipo de alarmas pueden ser detectadas hasta a 120 cm de distancia.

Alarmas Rígidas Grandes. Con este tipo de alarmas, la distancia de detección se extiende hasta los 180 cm.

RECOMENDACIONES FINALES

Para finalizar, nos gustaría darte alguna recomendación para ayudarte a escoger adecuadamente, tanto el sistema de detección como las alarmas adecuadas.

En general los sistemas de detección de radiofrecuencia son los más económicos y funcionan muy bien en ambientes con pocas interferencias, pero pierden efectividad, cuando nos encontramos en entornos con mucho cableado eléctrico, fuentes de alimentación y/o elementos con alto componente metálico.

Los sistemas de detección acustomagnéticos o electromagnéticos, aun siendo más caros que los anteriores, son menos sensibles a interferencias y faltos positivos, permitiendo distancias de detección algo mayores.

Finalmente los sistemas RFID son los más fiables y potentes, pero como contrapartida, también son los más costosos.

Ahora ya puedes visitar nuestra sección de Seguridad y escoger la solución más adecuada según tus necesidades.

Si tienes cualquier tipo de duda o quieres compartir información con el resto de usuarios, te invitamos a dejar un comentario.

Deja un comentario

18 − 11 =